ESPERAR(TE)

Parece que jamás va a llegar, como si alcanzarlo fuera tocar el horizonte con la punta de los dedos de las manos, improbable, imposible. Unos se rinden, otros prefieren seguir esperando, quizás no tengan mucho que perder o no les quede otra.

Esperar, la fe de aquellos que van armados de paciencia, la pesadilla de los impacientes. Mientras procuramos que la espera sea lo más amena posible, nos perdemos entre letras, emprendemos aventuras, empezamos nuevos proyectos, algunos los acabamos y otros los dejamos a medias. Sin embargo, siempre hay los que prefieren quedarse de brazos cruzados, no vaya a ser que llegue y les pille distraídos, que no pase de largo, por eso siempre están atentos, preparados por si hay que salir corriendo.

Puede que el hecho de esperar nos vuelva un poco locos, o que ya vengamos así de serie, hasta puede que hoy te busque, y si llego a encontrarte da por seguro que voy a comerte, aunque sea a besos, entonces se habrá acabado la espera.

Anuncios

ALGUIEN COMO TÚ

A veces desearía montarme en una de esas máquinas del tiempo que solo existen en las películas, volver atrás y cambiar algunas cosas, desmontar poco a poco toda esta locura que ha puesto mi vida patas arriba. Que sencillo sería si todo fuera seleccionar y suprimir, vaciar la papelera y eliminar todos los elementos de forma permanente.

Solo a veces te echo de menos, aunque solo sea un poco, y entonces siento un pinchazo en el estómago, me encojo y empiezo a pensar lo fácil que hubiera sido sino te hubieras colado en mi vida, sino me hubieras hecho a pedazos, si no tuviera que dedicar las 24 horas del día en pegar todas las piezas que tengo sueltas por todos los lugares en los que hemos estado, sino tuviera que recordarte otras tantas, si pudiera impedir que te colaras en mis sueños.

Que si, que esto ya dura demasiado, pero tampoco puedo ocultar algo tan real como que te sigo queriendo tan fuerte como lo hacen las estrellas y el universo. No te olvido, y no te creas que no me planteo más de cien veces al día qué hacer para que desaparezcas definitivamente de mi cabeza, que desde que acampaste no has dejado lugar para nada más. Tú siempre tan campante y yo últimamente solo hago que plantearme la forma de poner punto y final y seguir.

Aunque cuando me planteo como seria viajar en el tiempo y borrarte de mi vida cortando desde el inicio de todo, algo me impide imaginarme como seria. No puedo imaginarme como seria yo si tú no hubieras entrado en mí vida, dónde me encontraría en este mismo instante si aquel día no te hubieras plantado delante de mí y yo no te hubiera dejado entrar, sin pagar ningún peaje. Me engañaste muy bien, no te vi venir, e imagínate lo bien que lo hiciste que me niego a creer que hubiera sido más feliz si no hubieras estado, hasta creo que podría ser más feliz si no te hubiera echado a patadas.

Lo hiciste tan bien que ahora solo busco alguien como tú, mientras me convenzo de que puedo substituirte, a sabiendas de que no habrá nadie como tú. Que algún día tendré que dejar de buscar para que alguien pueda encontrarme, alguien que no tenga nada que ver contigo y me vuelva tan loca que al fin consiga dejarte encerrado en el baúl de los recuerdos, eso sí, escondido bajo llave, por si algún día se te ocurre salir, que no puedas volver a romperme.

 unspecifiedFoto: @marrtamn https://martamnphoto.wordpress.com/

 

ALMACÉN DE RECUERDOS

Estanterías llenas de emociones, ordenadas según su repercusión en el ahora, con alguna que otra gotera cayendo entre ellas. Dejando atrás aquellas que ya no sirven para nada, pero las guardo bajo llave, no voy a tirarlas o a quemarlas, permanecen, no quiero que desaparezcan.

Rincones llenos de polvo que esconden mis sueños frustrados, lo que fue y lo que pudo haber sido y ahora solo es barro. De noches de verano tirados en la playa, con alguna copa cerca, y algún que otro pescador observándonos mientras nos derretíamos de amor con la luna de cómplice.

Una pequeña salita donde juego a cerrar los ojos y recordar, sentir todas las emociones que echo de menos, haciendo fuerza por si acaso esta sea la forma de recuperarlas y volver a todos esos momentos que tanto amé. Entonces, sin darme cuenta, empieza el viaje hacia los recuerdos, que tan bien conservo, hasta puedo escuchar como el otoño desnuda los árboles y sentir como viste de naranja los corazones, haciendo que nuestras almas se tornen más cálidas.

Equipo de música que contiene el recopilatorio de canciones de todo lo vivido, de todos esos momentos que al recordarlos nos hacen sonreír y suspirar a la vez, que hacen saltar chispas por todo nuestro cuerpo, e instalan el vértigo en nuestras almas.

Velas que desprenden tu dulce aroma, revolucionando todos mis sentidos y resucitando al amor, caramelos con sabor a ti que despiertan mis deseos más sinceros y profundos.

Y de golpe un viento huracanado, al que algunos llaman “realidad”, me sacude para sacarme del almacén de recuerdos, para que solo se quede en lo que es, un simple almacén y no un hogar, dónde pueda viajar de vez en cuando pero no frecuentar, para eso ya existe el mar, y me lleva de vuelta a  mi presente.